El proyecto más importante del Aeroclub en estos momentos es la construcción de un aeródromo en las proximidades de Albacete.

¿Por qué? Hay múltiples motivos:

- Pretendemos dar cobijo a la aviación de aficionados en nuestra provincia y crear un centro de reunión para los amantes de la aviación. Evidentemente, eso no se puede hacer en un aeropuerto, y menos todavía en una base militar.

- En el aeropuerto de Albacete no hay posibilidad de hangarar los aviones, que sufren estando a la intemperie.

- Los ultraligeros no pueden volar en los que se denomina "espacio aéreo controlado", como, por ejemplo, las proximidades de los aeropuertos. Eso obliga a que tengan que operar lejos de Albacete, lo que hace costoso incrementar el número de aficionados.

La tan traída y llevada tradición aeronáutica de Albacete existe, pero los ciudadanos no la perciben en toda su magnitud porque hasta ahora se ha encontrado centralizada en el ámbito militar. Pretendemos proporcionar un espacio para poder acoger los recuerdos y la hitoria de tantos conciudadanos que han trabajado en Maestranza y en la Base.

Aunque durante muchos años se había barajado la idea, el proyecto concreto nace como iniciativa de la Junta Directiva del Aeroclub en 2004.

Los trámites necesarios para establecer un aeródomo son complejos porque suponen un trámite aeronáutico (que implica a la Dirección General de Aviación Civil, AENA y el Ministerio de Defensa), un trámite medioambiental (Ministerio de Medio Ambiente) y uno urbanístico, con el Ayuntamiento.

Asimismo, encontrar un terreno adecuado para un aeródromo no es fácil: no puede estar demasiado cerca de la Base por razones obvias, ni demasiado lejos de Albacete. Ha de ser plano, con pocos o ningún obstáculo, no demasiado lejos ni cerca de carreteras (buen acceso, pero sin asustar a automovilistas) y con la menor superficie posible (por motivos económicos, claro), dentro de que la pista ha de ser cuanto más larga, mejor y, sobre todo, orientada al viento dominante.

Tras semanas de búsqueda, encontramos el sitio perfecto aquí, cerca de Tinajeros y todavía dentro del término municipal de Albacete.

A partir de entonces, consultas con Aviación Civil (un año en recibir respuesta), confección del proyecto aeronáutico, del proyecto de impacto ambiental, del proyecto de obras... Consultas urbanísticas, replanteo de lo medioambiental, carta de acuerdo con la Base de los Llanos... Un camino arduo, sobre todo teniendo en cuenta que todo lo hacemos por amor al arte.


 Vista aérea futuro aeródromo

Vista aérea del terreno.

Sin querer ser demasiado prolijos, podríamos agruparlos en tres capítulos:

TRADICIÓN AERONÁUTICA DE ALBACETE

Pretendemos construir una sede social en la que se ubique un pequeño museo en el cual podamos reunir objetos, documentos escritos y fotografías que ilustren las tradición aeronáutica de Albacete y que muestren lo que las personas, y no solo el Ejército del Aire como estamento, han aportado a la aviación.

Muchos de nosotros conservamos ese casco de piloto, la banderita de un avión, la foto de nuestro abuelo en la cabina de una Bücker... Recuerdos que no queremos perder pero que, sin un lugar adecuado, terminarán en la basura. Aquí tendremos un lugar para ellos.

Además, queremos que el centro disponga de un aula para que todos, niños o adultos, podamos asistir a charlas y conferencias sobre aviación. Un lugar donde compartir el alma de la aeronáutica.

EL EMPLEO Y LAS EMPRESAS

La existencia del aeródromo permitirá la ubicación de empresas aeronáuticas, normalmente pequeñas, que servirán para dar una oportunidad de empleo a nuestros profesionales, que ya se están formando en Albacete.

En España no hay una gran cantidad de aeródromos cuyas condiciones permitan la implantación de este tipo de empresas, y cada vez habrá menos, de forma que es muy probable que en Tinajeros se ubiquen talleres, escuelas, etc.

Por otro lado, las lógicas limitaciones operativas de la base de los Llanos restringen operaciones de formación de pilotos o de pruebas de aeronaves de las empresas ya radicadas en nuestra ciudad. Nuestro aeródromo permitiría este tipo de operaciones que no tendrían que migrar a otras ciudades y dejarían sus beneficios en Albacete.

Además, un aeródromo para aviación general es un atractivo turístico más para una ciudad como la nuestra. Un atractivo para el turismo de calidad y que da servicio todo el año.

LA AFICIÓN

Como hemos dicho en otra página de esta web, el sueño de volar y la afición han hecho de la aviación profesional lo que es hoy en día. Los precursores de la aeronáutica eran aficionados que pretendían solamente surcar el cielo.

Pues bien, esos aficionados al vuelo como deporte, esos vocacionales, no han tenido hasta ahora un sitio en la aeronáutica ciudad de Albacete. La libertad, la ilusión y la magia de volar no debe ser patrimonio exclusivo del ejército o las empresas, sino que ha de estar al alcance de cualquier ciudadano.

La aviación civil deportiva no está reñida con el uso profesional o militar del espacio aéreo, ya que se desarrollan en muy diferentes altitudes y zonas de vuelo.

Un proyecto de estas características siemrpe necesita apoyos. Hemos tenido la suerte de contar con apoyos institucionales que nos han servido para solucionar dificultades de orden técnico y legal, y les queremos agradecer desde aquí su ayuda (ellos saben quiénes son)

Hasta el momento, no hemos recibido ayuda económica de nadie ajeno al Club, ni pública ni privada, pero, evidentemente, sería muy bienvenida. Como es lógico, no pensamos en aportes a fondo perdido, sino en poder ofrecer servicios a quienes nos ayuden, o bien en una participación como socio, cuyas características se pueden ver aquí.

Para cualquier consulta al respecto, estamos en el teléfono 666.16.32.00 o en aeroclubdealbacete@gmail.com.


Plano de ubicación del aeródromo.

Tríptico informativo (interior, exterior)